Astro-Campus
.
.        
.

Astro-Campus    Web             Búsquedas en Astro-Campus o en la Web ofrecidas por FreeFind

Autor: José Luis Pascual
Todos los artículos de este autor
.La vida como aprendizaje
.Pronostico meteorológico
.Fuente: off-line
.Listado de artículos
.Listado de autores
.General
.Cosmobiología
.Astrología Esotérica
.Astropsicología
.Astrología Electiva
.Astrología Kármica
.Astrología Mundana
.Astrología Horaria
.Planetas
.Nuevos Planetas
.Signos
.Ejes, asteroides y otros
.Casas
.Aspectos y configuraciones
.Técnicas
.Aforismos
.Astrología de otras culturas
.Grados y decanatos
.Astrología Médica
.Astrología y arte
.Cuentos
.Miscelánea
.Primeros pasos
."No sólo de astro..."


INTRODUCCIÓN A LOS PRONÓSTICOS METEOROLÓGICOS PARA EL AÑO 2005
Ámbito de aplicación: Península Ibérica y Baleares.

Los prejuicios son la razón de los necios (Voltaire).


Durante el año 2005 siguen su curso a través de los cielos una serie de interesantísimos aspectos planetarios, base de la predicción del tiempo a largo plazo en Astrometeorología. Particularmente, y como buena parte de los años acabados en 5 durante el siglo anterior, llega el tiempo de la cuadratura entre los cronocratores, Júpiter y Saturno (literalmente, "gobernadores del tiempo", tanto cronológico como meteorológico).

Este aspecto constituye el telón de fondo planetario durante 2005; con arreglo a ello, la divergencia de armónicos de la onda astronómica inductora será elevada, y, por tanto, la actividad y la movilidad atmosféricas muy ricas y variadas sobre las latitudes medias, como es el caso de la Península Ibérica y las Baleares. Con la información que disponemos en estos momentos, las lluvias y nieves durante el invierno 2004-05 pueden ser muy abundantes y generosas, y lo mismo en la primavera 2005, con altísimo riesgo de heladas tardías a finales de abril y comienzos de mayo.

Es tiempo ya de comprobar la bondad de la Teoría del Oscilador Cósmico, la cual contempla el Sistema Solar como una especie de maquinaria de relojería que da cuerda a los conjuntos oscilantes terrestres, y, entre ellos, al constituido por el acoplamiento océanos-continentes-atmósfera.

En efecto, si el Sol fuese el único cuerpo del Sistema, junto a nuestro planeta, cabría esperar años climáticos bastante parejos; pero no es éste el caso. La cohorte lunar-planetaria modifica sustancialmente el campo ondulatorio influencial que recibe la Tierra del exterior, y con ello, las rachas climáticas en cada zona del planeta.

No se trata de un descubrimiento de la ciencia moderna, sino todo lo contrario; lo debemos a los antiguos, que nos legaron una rica tradición oral y escrita al respecto, y nosotros tratamos de recuperar, poner en conocimiento para todos los interesados en ella, actualizar bajo la perspectiva de la Física moderna y poner a prueba por medio del pronóstico experimental.

A tiempo presente, buena parte del mundo científico rechaza esta posibilidad, enfrentándose a siglos de trabajo concienzudo y observaciones minuciosas, así como a quienes, de una manera más lúcida, tratan de comprender e interpretar los hechos sin prejuicios ni barreras mentales apriorísticas.

Aún hay algunos que sonríen beatificamente al oír hablar de estos temas. La ignorancia puede justificar ciertas actitudes, pero, a quienes tienen el conocimiento suficiente para entender que la Naturaleza está construida de modo solidario, y que ninguna de sus partes es separable de las demás sin romper el todo (método científico actual, de carácter reduccionista, y por tanto, de dudosa y limitadísima aplicación en muchos casos), les dedicamos la conocida sentencia de Voltaire con la que iniciamos estos párrafos.

No se puede separar la onda astronómica inductora de la que ésta induce sobre los conjuntos terrestres, particularmente en el clima, ya que forman un acoplamiento único debido al conocido hecho físico de la resonancia. Tal es el caso de la conocida teoría de Milankovitch (las eras geológicas tienen una justificación astronómica); dicha teoría matemática tardó unos 40 años en ser reconocida por la comunidad científica. ¿Cuántos faltan para que suceda lo mismo con la Teoría del Oscilador Cósmico?

En 2005 tenemos de nuevo una magnífica oportunidad para comprobar las predicciones de la Teoría de las Ecuaciones Fundamentales de Demetrio Santos sobre la cuadratura corta entre Júpiter y Saturno (82-83° ), pues va a estar presente durante unas cuantas semanas en los cielos, a comienzos y a finales de año. Y también el sistema de regencias de Ptolomeo (siglo II d.C.), pues dicha cuadratura va a tener lugar con recepción mutua por exaltación, lo cual intensifica el aspecto.


Pronósticos meteorológicos para enero y febrero 2005

Ámbito de aplicación: Península Ibérica y Baleares

Continúa la tendencia de meses anteriores: dominio de los vientos del Norte (salvo en los períodos anticiclónicos, con régimen templado del Sur). Por tanto, ambiente térmico relativamente suave (salvo cuando llegue la ventilación boreal) y precipitaciones muy discretas en la España mediterránea.

Enero

Comienza el año con una distancia entre Júpiter y Saturno de 83° , el primero en Libra (exaltación de Saturno) y el segundo en Cáncer (exaltación de Júpiter según Claudio Ptolomeo), por tanto en recepción mutua. El Sol en Capricornio se acerca a ambos con el transcurso del mes, formando Cruz.

Los planetas inferiores, Mercurio y Venus, corren juntos durante todo el período, actualizando (cesión de fuerza) la cuadratura corta mencionada; Mercurio lo hace entre los días 23 y 25, y Venus del 24 al 27.

Aunque podríamos prever desviaciones importantes de la onda climática anual con tales aspectos, creemos que esto ya ha sucedido en España con el gran temporal de nieve de las pasadas navidades; a otra escala, no hay que descartar que el terremoto y los maremotos habidos en el Sur de Asia durante esas mismas fechas estén relacionados con el fuerte aspecto existente en el cielo entre los cronocratores (recordar que "aspecto" astrológico equivale e un máximo en la divergencia de los armónicos de la onda astronómica, con la que se acoplan los subconjuntos terrestres).

Ahora mismo empieza un régimen de dominio anticiclónico, propio de estas fechas, que con pocas variaciones no cambiará sustancialmente hasta que haya excitaciones significativas en la onda astronómica inductora. Ya lo sentencia el dicho, enero es claro y heladero, y así lo desean en el campo, porque en muchos casos es señal de lluvias primaverales (donde veas nieblas en enero, haz a tu hijo heredero).

Son períodos críticos en enero 2005 la luna nueva del día 10, que se produce sobre el meridiano español, en su perigeo mínimo (356.598 km) y con abertura de puertas del Sol para Saturno a través de la Luna. A finales de mes vuelve a haber estrés atmosférico inducido por la cesión de fuerza de Mercurio y Venus a la cuadratura entre Júpiter y Saturno (del 23 al 27); tratándose de ondas, una profunda borrasca puede afectarnos con vientos fuertes, lluvias y nieves en el entorno de esas fechas, por lo que recomendamos seguir atentamente esos días los pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional.

Seguirán dominando los vientos de procedencia norteña (salvo en el período anticiclónico inicial); o sea, el ambiente térmico será más bien benigno durante los 20 primeros días, con vientos suaves de componente Sur, y posteriormente bajarán las temperaturas al llegar fuerte ventilación boreal.

Con la nieve que ya ha caído y la que puede volver a caer a finales de mes la temporada de esquí tiene por tanto magníficas perspectivas en la mayoría de regiones españolas, aparte de los problemas que puede haber en la circulación por carretera.


Febrero

Con la retrogradación de los cronocratores, ambos se van alejando del máximo de divergencia entre los armónicos 1 y 2 en la cuadratura corta durante este mes (entre 3° y 4° para la cuadratura exacta de 90° ). Pueden darse aún fenómenos de inercia meteorológica, pero, en términos relativos, creemos que ahora la atmósfera se concederá una tregua respecto a la fuerte actividad de la tercera decena de enero.

Aún así pueden esperarse días de ambiente más bien templado y variable, con circulación de ponientes que pueden dar una bella floración de los almendros en zonas tempranas y un despertar adelantado de los reptiles e insectos. Las mañanas con rocíos o escarchas, y también con nieblas y neblinas, son de esperar también durante este mes en un número significativo de fechas.

Para la luna nueva del día 8 es probable la irrupción de cierzos y vientos boreales, con fuerte ventilación atmosférica. A mediados de mes se incrementa la probabilidad de lluvias, para el creciente del 16, aunque creemos que no serán excesivamente abundantes.

En la luna llena del 24 hay que contar con un incremento significativo de la movilidad atmosférica: Marte en Capricornio pide aspecto con Júpiter y Saturno, formando Cruz. Por su parte, Venus se acerca al Sol hacia la conjunción superior. Hay que contar por tanto con un descenso significativo de la presión a finales de mes y un temporal de vientos, lluvias y también nieves en las zonas más favorables, que puede alcanzar a buena parte de Europa Occidental. El mal tiempo se adentra en los inicios de marzo.

 
.
.
Los duendes y las hadas escorpianas
. .
Urano
Neptuno
Plutón
URANO, EL ALTER EGO DE SATURNO.
(Pepita Sanchís)
NEPTUNO, ENTRE ILUSIÓN E ILUMINACIÓN
(Pippo Palazzolo)
EL PODER ALQUÍMICO DE PLUTÓN
(Helia Ramos Ruiz)
Astro-Campus

.
luna nueva

.

contactos luna marte

.

 
.
© 2004 / Astro-Campus
.
.