Astro-Campus
.
.        
.

Astro-Campus    Web             Búsquedas en Astro-Campus o en la Web ofrecidas por FreeFind

Autor: Luki Vidal
Todos los artículos de este autor
.Fuente off line
.Listado de artículos
.Listado de autores
.General
.Cosmobiología
.Astrología Esotérica
.Astropsicología
.Astrología Electiva
.Astrología Kármica
.Astrología Mundana
.Astrología Horaria
.Planetas
.Nuevos Planetas
.Signos
.Ejes, asteroides y otros
.Casas
.Aspectos y configuraciones
.Técnicas
.Aforismos
.Astrología de otras culturas
.Grados y decanatos
.Astrología Médica
.Astrología y arte
.Cuentos
.Miscelánea
.Primeros pasos
."No sólo de astro..."


ZODÍACOS SIDERAL, TROPICAL Y DRACÓNICO (II)
ZODÍACO TROPICAL

Sólo dos veces al año: el 21 de marzo y el 20 de septiembre, la duración del día es igual a la de la noche en todo el mundo, con una duración de 12 horas cada uno. Este evento, conocido como equinoccio de primavera o de otoño, ha tenido gran importancia para diferentes culturas y áreas de conocimiento, y a su vez, ha propiciado la creación de mitos y ritos.

El zodíaco tropical fue definido por el gran astrónomo, geógrafo y astrólogo griego Claudio Ptolomeo en el siglo II d.C. Ptolomeo construyó el zodíaco tropical a partir del recorrido aparente del Sol por la eclíptica, sitúo el cero grados del signo de Aries en el equinoccio de primavera o punto vernal en donde el Sol pasa del hemisferio sur celeste al norte. Por lo que sus características y significados responden básicamente, al simbolismo solar.

 

Por esta razón el zodíaco tropical está impregnado de las características que la tradición astrológica asocia con el Sol que rige la luz, el calor, la vida, el corazón, lo dorado, lo brillante, lo hermoso, lo claro, el día, la consciencia, el ego, la autoridad los que la ostentan, rango, títulos, cargos elevados, la voluntad, la creatividad, la fuerza generadora, la autointegración, la autosuficiencia, la autorrealización, el principio masculino, el padre arquetípico. Es el motor. Donde se halla el Sol en una carta, es allí donde uno debe brillar.

El eje de los equinoccios presenta un movimiento de precesión, desplazándose a razón de unos 50 segundos de arco cada año, es decir 1º cada 72 años. Esto se debe en un 68% a la influencia de la Luna y en un 32% a la influencia del Sol. El eje de los equinoccios da una vuelta completa aproximadamente cada 25.800 años. Como consecuencia de esto todos los planetas se mueven ligeramente más rápidos en el zodíaco tropical de lo que lo hacen en realidad; tomemos de nuevo el ejemplo de Plutón, ahora tarda 246,17 años en dar una vuelta completa. Las revoluciones tropicales de los diferentes planetas quedan todas englobadas dentro de un período de 25.800 años, ningún planeta descubierto o por descubrir puede superar este período ya que es el tiempo que tarda el zodíaco en dar una vuelta. Por tanto, los tránsitos a posiciones natales se producen con menos frecuencia y duran más tiempo que en el zodíaco dracónico; en cambio con respecto al zodíaco sideral, los tránsitos tropicales son ligeramente más rápidos y frecuentes.

El Sol da una vuelta completa al zodíaco tropical en un año, este período comprende el ciclo de las cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Durante este período el eje de la Tierra se orienta en dirección al Sol y paralelo a éste marcando cada una de las estaciones. No hace falta decir cuanta importancia tiene este hecho en la vida sobre la Tierra.

“A juzgar por los datos experimentales de que dispongo, debo dar una respuesta ambigua: subsiste un reconocible "aire de familia" entre las manifestaciones tropicales y dracónicas de cada planeta, pero, a la vez, en cada uno de los escenarios muestran ciertos comportamientos específicos. Para hacernos una idea de por qué esto es así, podemos imaginar ambos zodíacos (tropical y dracónico) como si fueran dos filtros degradados gigantescos con el mismo esquema de variación cromática, pero cada uno de ellos con una tonalidad básica diferente (más cálida la tropical-solar y más fría la dracónica-lunar).

La carta tropical es más visible que la carta dracónica, tanto para un observador exterior como para el propio interesado. Sin embargo, la dracónica es tan activa como la tropical, si no más, pero actúa un poco en la sombra, a la manera de los procesos fisiológicos automáticos o de los movimientos emocionales internos.

La astrología dracónica carece de planetas generacionales. Los ciclos dracónicos de Urano, Neptuno y Plutón quedan todos por debajo de los 19 años. Es decir que, por ejemplo, Plutón dracónico es más rápido que Saturno tropical. Esta circunstancia permite observar el comportamiento de estos planetas en todos los signos del zodíaco en un plazo de 18 años o con una muestra de personas nacidas durante un período similar. Los efectos de estos planetas en sus manifestaciones dracónicas serán más comprensibles o próximos a nuestros ritmos biológicos que en sus manifestaciones tropicales. De hecho, el que hacia los 18 años se considere que se alcanza la mayoría de edad puede estar relacionado con el tiempo en que los planetas lentos dracónicos alcanzan su primer retorno a la posición radical. Esto es lo mismo que decir que hacia esa edad todos los puntos de la carta habrán completado al menos una revolución, todos los ciclos dracónicos se habrán vivido completos al menos una vez.

Los Nodos lunares no requieren ser "draconizados" o incluidos en el proceso de cálculo de la Carta dracónica, ya que, por definición, quedarán siempre a cero grados Aries (nodo norte) y cero grados Libra (nodo sur). Pero los puntos vernal y otoñal de la Carta tropical sí que requieren ser "draconizados", y jugarán en la Carta dracónica un papel similar al que los Nodos de la Luna juegan en la Carta tropical. Cualquier planeta en conjunción con alguno de estos puntos recibe un énfasis especial.

En la astrología mundial las cartas dracónicas describen los movimientos de masas: revueltas populares, manifestaciones, modas, etc.”

Julián García Vara

ZODÍACO SIDERAL

En el zodíaco sideral se toma como referencia un punto fijo del espacio situado entre las constelaciones de Piscis y Aries, este punto marca el cero del signo de Aries del zodíaco sideral. Se divide el cielo en 12 partes iguales que se corresponde aproximadamente con las 12 constelaciones zodiacales ya que éstas tienen tamaños diferentes. Por lo que sus características y significados responden básicamente, al simbolismo de cada una de las constelaciones.

Por esta razón, los signos siderales están impregnados por las características que encierra cada uno de los mitos, y por tanto su arquetipo asociado, de las 12 constelaciones zodiacales: Aries, Taurus, Gemini, Cancer, Leo, Virgo, Libra, Escorpius, Sagittarius, Capricornus, Aquarius y Piscis. Cada una de las constelaciones genera su signo sideral correspondiente. En los zodíacos dracónico y tropical tenemos estos mismos signos pero impregnados por la energía de la Luna y el Sol, son por tanto 12 aspectos del arquetipo de estos astros, o mejor dicho, es una visión de los 12 arquetipos desde la óptica de la Luna y el Sol. En el zodíaco sideral ambos astros siguen siendo muy importantes pero ya no gira todo en torno a ellos. Ahora en una carta lo más importante es la constelación que está pasando del hemisferio sur al norte, es decir, el Ascendente.

En el zodíaco sideral al tomar como referencia un punto fijo del espacio, los signos también permanecen fijos sin variación en el tiempo. Por tanto el movimiento de los planetas por el zodiaco sideral se ajusta a la realidad y se desplazan ligeramente más despacio que en el zodíaco tropical; ahora Plutón tarda 248,54 años en completar una vuelta al zodíaco. Como consecuencia de esto, el período de revolución sideral máximo viene determinado por el límite de la atracción solar estimado en las 50.000 UA, esto nos da un período de revolución planetaria máximo de 11 millones de años. Por tanto, los tránsitos a posiciones natales se producen con menos frecuencia y duran más tiempo que en los otros dos zodíacos.

Como ya vimos, en el zodíaco tropical aparecen los dos nodos lunares y en el dracónico se representan los puntos vernal y otoñal; ambos definen ciclos de aproximadamente 18,61 años en cada uno de los dos zodíacos. Ahora en el zodíaco sideral tenemos representados los cuatro puntos, los dos nodos lunares, el punto vernal y el otoñal. Los nodos lunares definen un ciclo de unos 18,60 años muy similar al de los otros zodíacos, pero ahora el movimiento del punto vernal y otoñal a través de la rueda fija del zodiaco sideral genera un gran ciclo de 25.800 años. Este gran ciclo se subdivide en 12 Eras astrológicas que corresponden al tiempo que pasa el punto vernal por cada uno de los signos siderales.

Este hecho es de sobra conocido y aceptado por todos. Actualmente se habla mucho de la Era de Acuario en la que estamos entrando. Algunos astrólogos optan por subdividir el cielo en 12 partes diferentes en consonancia con el tamaño de las constelaciones, con lo que el tamaño de las Eras también seria diferente y no todas iguales. Como vemos, las Eras vienen definidas por el zodíaco sideral, es un hecho astrológico comprobado y demuestra que la astrología sideral funciona. Si bien es cierto que estamos hablando de ciclos mucho mayores y por tanto más sutiles y difíciles de apreciar a corto plazo ya que comprende a muchas generaciones.


Sigue>>

 
.
.
.
ASTRODIGITALIA
. .
Urano
Neptuno
Plutón
URANO, EL ALTER EGO DE SATURNO.
(Pepita Sanchís)
NEPTUNO, ENTRE ILUSIÓN E ILUMINACIÓN
(Pippo Palazzolo)
EL PODER ALQUÍMICO DE PLUTÓN
(Helia Ramos Ruiz)
Astro-Campus

.
luna nueva

.

contactos luna marte

.

.
© 2004 / Astro-Campus
.
.